Google Drive también se despide de Windows 7

Google Drive se une a las aplicaciones que comenzarán 2023 quitándose lastre de encima, en concreto, el soporte de Windows 7, una de las versiones más populares del sistema operativo de Microsoft de los últimos años, que todavía se arrastra con una nada despreciable cuota de mercado.

Microsoft finalizó el soporte oficial de acuerdo a los datos más recientes de Windows 7 que ocupa más de un 10% de cuota de mercado, y esto solo tiene en cuenta a las máquinas conectadas a Internet, las más susceptibles de padecer problemas de seguridad derivados del no mantenimiento del sistema.

  • Windows 10 pierde usuarios y sorprendentemente Windows 7 y XP aumentan levemente.
  • Windows 7 ha pasado de tener un 9,62% de cuota de mercado de PC en octubre de este año a un 10,25%
  • Windows XP pasa de un 0,39% a un 0,40% en noviembre.

Google da un paso hacia adelante y fuerza la actualización del SO

Google ha tomado la delantera en este sentido, el mes pasado, en el SOC.infordisa ya se anunció que Google Chrome dejaba de dar soporte para Windows 7, 8 y 8.1.

Parece que la seguridad no es una de las prioridades de los millones de usuarios que siguen usando Windows 7. En todo caso, no será la única aplicación del gigante de Internet en hacer lo propio.

Otra muy popular que se despedirá de Windows 7 nada más comenzar el año es el cliente de escritorio de Google Drive, el servicio de almacenamiento y sincronización de archivos de los de Mountain View, tal y como se recoge en la última actualización de las notas de la versión de Google Drive para ordenadores:

En enero del 2023, Drive para ordenadores dejará de ser compatible con Windows 7 y las versiones de macOS anteriores a la 10.15.7.Para seguir usando Drive para ordenadores, sigue estos pasos:

  • Usuarios de Windows: actualiza a Windows 8 o a una versión posterior antes de enero del 2023.
  • Usuarios de macOS: actualiza a macOS 10.15.7 o a una versión posterior antes de enero del 2023.

Como se ve, el cambio no afectará solo a Windows, también se incluye a Mac, aunque el soporte entre versiones del sistema de Apple suele ser más amplio. La recomendación de actualización en Windows, sin embargo, parece un poco desfasada, cuando precisamente Windows 8.1 se quedará sin soporte el 10 de enero de 2023. Google Drive seguirá teniendo soporte en Windows 8.1, pero no es la mejor decisión que puede tomar el usuario a este respecto.

Lo más recomendable es dar el salto Windows 10, cuyo soporte se extenderá hasta 2025.

Por activa o por pasiva, no obstante, abandonar Windows 7 cuanto antes es lo mejor que puede hacer cualquiera que lo siga usando.

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Alertas de seguridad

Recíbelas a tu email
Consulta las últimas alertas