2FA

La autenticación de múltiples factores (AMF) es un método de control de acceso informático en el que a un usuario se le concede acceso al sistema solo después de que presente dos o más pruebas diferentes de que es quien dice ser. Estas pruebas pueden ser diversas, como una contraseña, que posea una clave secundaria rotativa, o un certificado digital instalado en el equipo, entre otros.

La autenticación de dos factores (A2F), también usada la sigla inglesa 2FA (de two-factor authentication), es un método que confirma que un usuario es quien dice ser combinando dos componentes diferentes de entre: 1) algo que saben; 2) algo que tienen; y 3) algo que son. Es el método más extendido en la actualidad para acceder a cuentas de correo como las de Exchange Online o Gmail, pero generalmente se solicita que el usuario active voluntariamente esta capa de protección adicional.

Un ejemplo de la vida cotidiana de este tipo de autenticación es la retirada de efectivo de un cajero automático. Solo tras combinar una tarjeta de crédito —algo que el usuario posee— y un pin —algo que el usuario sabe— se permite que la transacción se lleve a cabo.

La autenticación en dos pasos o verificación en dos pasos es un método de confirmar la identidad de un usuario utilizando algo que conocen (contraseña) y un segundo factor distinto a lo que sean o posean. Un ejemplo de un segundo paso es que el usuario tenga que introducir algo que le sea enviado a través de un medio alternativo, o que tenga que introducir una serie de dígitos generados por una aplicación conocida por el usuario y el sistema de autenticación.

« Índice del glosario

Alertas de seguridad

Mantente informado, recíbelas a tu email